TODOS SOMOS EMIGRANTES. TODOS SOMOS MESTIZOS.

Tengo un hermano que no es consanguíneo. Además, es mi compadre, padrino de bautizo de Luisito, mi hijo menor. Aunque es neurólogo, fue el médico que acompañó a mi padre en el tránsito postrero al que lo arrastró el cáncer prostático. Por eso es mi compadre.  Hace un par de años, mi hermano-compadre Gerónimo visitó España y se paseó por Madrid. Allí curioseó en la XIX Feria de otoño del libro viejo y antiguo. Sabedor del más arraigado de mis vicios, me trajo un ejemplar de la cuarta edición (1955) del libro “Ciencia del lenguaje y arte del estilo” de Martín Alonso. El libro contiene una dedicatoria manuscrita del autor a un amigo suyo, un tal Armando Villanueva, periodista. Bajo la firma de Martín Alonso se lee la fecha: 3 de enero de 1955.

El libro empieza con una suerte de prólogo titulado “Nota a la cuarta edición”, escrito por el mismo autor. Allí encontré una frase que me sacudió en lo más profundo. La frase dice así: “Para ser español completo hay que conocer América, como para ser hispanoamericano integral hay que visitar España”. Es una verdad que yo ya intuía desde hace mucho, pero nunca la había visto plasmada en una frase tan rotunda.

Creo que en México y en los demás países de habla hispana debería promoverse un viaje para que todos sus habitantes visitasen España. Sería fantástico y profundamente reparador. Una especie de peregrinación a la Meca pero con un propósito distinto: tomar posesión de una de las más ricas herencias culturales que ha visto el mundo. ¡Cuántos recuerdos dormidos, cuántas palabras, cuántos aromas, cuántos paisajes y cuántos sabores resonarían una y otra vez con enorme familiaridad en el espíritu de esos peregrinos americanos al recorrer la Península Ibérica! ¡Entenderían de golpe y porrazo tantas cosas maravillosas! Quedaría al descubierto el despojo secular del que han sido víctimas. Desde hace más de doscientos años que les han escamoteado esa herencia a la que tienen pleno derecho.

Y lo mismo puede decirse sobre el viaje en sentido inverso que deberían hacer todos los españoles. Sé que no soy quién para juzgar los motivos, poderosos y respetables, que sostienen las pugnas entre las diferentes regiones de España. Yo nací catalán, hablo ese idioma aceptablemente bien, aunque lo aprendí cuando la represión franquista lo había “contaminado” con muchos vocablos castellanos. Cataluña, laboriosa, esforzada, culta y universal, que ha dado tantas glorias al mundo, no deja de ser sino una porción -habrá que reconocer pequeña- de la vasta geografía del planeta. El mundo no termina ni se acaba allí. Por eso me duele que, tras el reclamo seguramente justo, repito que no soy quién para juzgarlo, se asome con frecuencia cierto resabio de soberbia pueblerina. Perdónenme si fui demasiado lejos. Pero es que, desde América, las cosas se ven un tanto distintas. Aquí todos somos españoles, no importa el solar de la patria chica en el que hayamos nacido.

Según una de las teorías que trata de explicar la aparición y distribución de los primeros seres humanos modernos en la Tierra, hace más de un millón de años que nuestros antepasados salieron de África para poblar el resto del mundo. Desde entonces, no hemos parado de viajar y de mezclarnos unos con otros. Aunque algunos lo hayan olvidado o no quieran recordarlo.

Anuncios

6 thoughts on “TODOS SOMOS EMIGRANTES. TODOS SOMOS MESTIZOS.

  1. Así mismo es primo. Yo, cubano como tu abuela y vivo en Venezuela y mi hijo y nietos en Cuba. Tengo la dicha de conocer España gracias principalmente a la prima Yosi. Ella te puede contar de mi asombro ante la arquitectura madrileña, los cuadros famosos, mis sentimientos a flor de piel completamente. Era como si hubiera estado allí antes. Mi madre mi hablaba tanto de España!!!. fueron unos días increíbles y es cierto, todo hispano hablante debe visitar al menos una vez la Madre Patria. Un brazo desde Venezuela. Tu primo Mario Manuel

    1. Me alegro de que coincidamos, primo Mario Manuel. Desde que nos escribiste a mi hermano y a mí estamos en una vorágine de múltiples ecos que provienen de ambos lados del Atlántico…¡fabuloso! La prima Clara (Yosy) y el primo Luis Manuel se han sumando con entusiasmo a esta celebración de los orígenes. Debemos seguir así. ¡TODOS SOMOS EMIGRANTES!
      Luis.

  2. Mi padre me contaba de chica que mi bisabuelo era español. Yo no lo conocí pero veía hipnotizada la única foto que se conserva hasta el día de hoy en la casa de mi abuela María. Se parecía al Quijote , flaco, de cara larga, ojos hundidos y en lugar de ojos parecía haber dos canicas blancas, el efecto que dan dos ojos supongo azules, en la fotografía en blanco y negro. Lucio Toledo era su nombre, y dicen que yo soy la única nieta que heredó sus ojos, aunque en realidad los míos son verdes, no azules! Supongo que por ser la única de ojos claros en la familia, asumen que soy la heredera del patriarca. No se cómo llegó a México y menos a Ixhuatán, un pueblo costero del istmo de Tehuantepec, el caso es que debieron haber llegado otros como él porque en esa región de Oaxaca habemos muchos ” biches” ( de ojos claros). Se casó con una mujer zapoteca, de largas trenzas, de cara ancha y cuerpo robusto, en la foto aparece ella también y se ven, por decir lo menos, raros, pero a la vez enigmáticos, y siempre me he preguntado: de qué hablaban? , cómo podía uno entender el universo de donde venia el otro? , cómo fue su relación? . Hoy en día la gente está acostumbrada a esas parejas disparejas, la globalización ha vuelto cotidiana la multiculturalidad pero antes, en la época de nuestros abuelos o bisabuelos o mas antes incluso, qué impacto tan grande pudo llegar a tener ese encuentro cercano entre dos mundos! No deja de intrigarme.

    1. ¡Querida Marilú!…¿Y dices que no sabes escribir? Tu comentario es espléndido… ¡maravilloso! Muchas gracias por compartírmelo.
      Luis.

  3. Aunque sí he cruzado el charco, tengo el pendiente de visitar España, intuyendo más o menos lo mismo que se menciona en la nota a la cuarta edición, aunque también por motivos ajedrecísticos-históricos.
    Un poco al margen de esto: ¿ha leído usted “Visión de Anáhauc” de Alfonso Reyes? Yo lo leí hace apenas unas dos semanas. Creo que le podría interesar (lo tengo también en pdf, por si se le ofrece), habla sobre este tema de España y América.

  4. Apreciado Alviseni:
    No no lo he leído. Otro más que se suma a la interminable fila de pendientes.
    Saludos.
    Luis Muñoz.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s