MESA DE AUTOPSIAS: EL SANADOR Y EL HOSPITAL HERIDO.

Para el proceso de canonización de la Iglesia Católica, las curaciones no califican automáticamente como milagros. Aun cuando la evidencia establezca que el paciente invocó a Dios o a un santo en el momento crucial, la recuperación no se considera milagrosa si existe la más mínima posibilidad de que haya ocurrido por causas naturales o por la intervención humana. En estos casos, las curaciones son actos de gracia o favores especiales. Un milagro es algo mucho más portentoso”.

Jacalyn Duffin, Medical miracles. Doctors, saints and healing in the modern world. 2009.

 

             De una afición infantil a los relatos y las películas de terror –el hombre lobo sigue siendo mi personaje favorito– pasé como adolescente a un interés marcado por las religiones orientales,  los fenómenos paranormales, los objetos voladores no identificados y los hallazgos arqueológicos que sugieren la visita de seres provenientes de otros planetas. Tanto fue mi gusto por leer sobre esos temas que hasta di algunas conferencias a mis compañeros de escuela, tanto en España como en México.

            Con el estudio de la carrera de medicina descubrí el encanto del espíritu científico, una forma de pensar que me parece honesta –excepciones a la regla siempre las hay– y una de las pocas herramientas que nos permite sobrevivir en un entorno donde están tan arraigados la mentira y el disimulo. Desde entonces he cultivado y fortalecido lo que considero un sano escepticismo, pero como reza el dicho “donde hubo fuego, rescoldos quedan”, así que he dejado una ventana abierta hacia aquellos fenómenos que la ciencia no puede explicar… por el momento.

            Hace un par de días regresaba yo de mi laboratorio pasadas las nueve de la noche, cuando me puse a escuchar una emisora de radio local para hacer más llevadero el trayecto. Captó de inmediato mi atención el discurso de una locutora que se ostenta como experta en la curación de enfermedades por medios naturales. No es la primera vez que la escucho. Siempre me ha divertido la facilidad que tiene para demoler las bases científicas de la enfermedad que a mí tanto me ha costado aprender y aplicar en la práctica cotidiana de mi profesión.

            Pero en aquella ocasión las cosas iban por otro camino. La naturópata anunciaba la llegada a Aguascalientes de un sanador francés llamado René Mey. Como es habitual en este tipo de presentaciones, las hipérboles y el lenguaje bombástico dominaron el tono del programa radiofónico. Minutos después y en la intimidad del hogar, indagué un poco más sobre el asombroso personaje a través de la Internet. En esos momentos ignoraba que una película sobre su vida se estaba proyectando ya en algunos cines de la localidad. Lejos estaba yo de pensar que lo iba a conocer en persona al día siguiente.

            Así ocurrió. El hombre con fama de avanzadísimo desarrollo espiritual acudió al Hospital Hidalgo, uno de los centros emblemáticos de la medicina occidental en Aguascalientes. No está de más recordar que la medicina que allí practicamos tiene un sustento científico. Sin embargo, con la bonhomía y amplia tolerancia que nos caracterizan, el sanador fue recibido y se le acompañó durante el recorrido que realizó para imponer sus manos en los numerosos enfermos que allí atendemos.

            Sólo estuve cerca de él unos instantes y no tuve ningún contacto físico con su persona. Encapuchado, silente y con los ojos entreabiertos, era conducido por los suyos y acercado a quienes esperaban recibir de él los efluvios curativos que dispensa a diestra y siniestra por medio del tacto. Nada de ensayos científicos prospectivos, aleatorios y de doble ciego. El remedio que transmite es inmaterial, no parece tener efectos indeseables, no está sujeto a regulación sanitaria alguna y opera a niveles en los que la medicina occidental no parece reparar demasiado.

            Supe que antes de visitarnos, había tocado a numerosos creyentes en el Teatro Aguascalientes y que, después de su visita a los enfermos del Hospital Hidalgo, estuvo en la Universidad La Concordia entregando su inagotable energía espiritual a cuantos se le acercaron. De allí se retiró para descansar en plena madrugada. En un solo día, el número de los que sintieron su contacto ascendió a miles. Si hubiese cobrado honorarios –sus intervenciones son gratuitas–, aquella jornada le habría representado un pingüe negocio. Hombre al que acuden multitudes, su paso por Aguascalientes fue fugaz. Mejor así. Un terapeuta tan exitoso puede despertar la envidia malsana de sectores afines. No fuese a ser que algún colectivo médico buscase contrarrestar a tan inopinado competidor con acciones más que contundentes.

            Después de todo, médicos y sanadores no estamos tan alejados. Nos los recuerda el médico polaco Andrezj Szczeklik en su bello libro Catarsis. Sobre el poder curativo de la naturaleza y el arte (Acantilado, 2010).  Para el doctor Szczeklik, la medicina y el arte tienen un origen común en la magia. Por otro lado, la incorporación de la ciencia como fundamento de la medicina no es tan antigua. Por esa razón, el médico e investigador Lewis Thomas tituló a su entrañable biografía La ciencia más joven. Apuntes de un observador de la medicina (Penguin, 1995). Así como el médico debe admitir que ignora muchas cosas sobre el ser humano, el sanador tiene que reconocer los indudables beneficios que se derivan de la medicina occidental. Todavía no se ha dicho la última palabra sobre los alcances finales de ambos enfoques.

            Mientras observaba a René Mey y la cauda de sus acompañantes acometer una de las rampas del Hospital Hidalgo para llegar a las salas de los enfermos, pensé que mucho nos ayudaría su admirado don de la curación para restablecer la salud de nuestro hospital herido. El Hospital Hidalgo, como le llega a suceder a muchos territorios orgánicos, ha sufrido desde siempre una pobre circulación de recursos económicos, una anemia financiera crónica que se ha agudizado en los últimos tiempos. Una extraña trombosis que dificulta la llegada de los bienes que necesita y que se gana a pulso con su trabajo cotidiano. Curiosa circunstancia es la que padece, puesto que la misma fuente de los recursos es la que le impide obtenerlos.

            Rudolph Virchow, el famoso patólogo alemán, decía que la trombosis –término que él mismo acuñó para denominar la formación de coágulos sanguíneos anormales– podía tener tres orígenes: un flujo sanguíneo demasiado lento, el aumento anormal de la viscosidad de la sangre y algún daño en el revestimiento de los vasos sanguíneos. En el caso del Hospital Hidalgo, se puede decir que los canales por donde discurren sus recursos económicos están lesionados en algunos puntos del recorrido. Nada grave, pero suficiente para descompensar a su organismo crónicamente desabastecido. Es un ejempo característico de trombosis áulica.

            ¿Podría el sanador curar al hospital herido? Más que el fluido magnético emanado del portento galo, lo que el Hospital Hidalgo necesita es una infusión intravenosa y a chorro de buena voluntad política. En la solución parenteral deben agregarse generosas dosis de anticoagulantes que disuelvan las argucias y los amagos. Un equipo de terapia intensiva se ha puesto manos a la obra.

Anuncios

8 thoughts on “MESA DE AUTOPSIAS: EL SANADOR Y EL HOSPITAL HERIDO.

  1. Dr Muñoz le saludo afectuosamente y le anexo algo relaciondo con infusiones que necesita El Pais

    Cohesión Social, Equidad y Tributación (Comisión Económica para la América Latina- ONU-)
    1
    “Es difícil que un hombre entienda, cuando
    su ingreso depende de no entenderlo”
    I, Candidate for Governor: And How I Got Licked (1935)
    Upton B. Sinclair (1878 –1968)
    Introducción
    La presencia de una serie de elementos o características detectadas en la estructura económica y
    social de América Latina da una clara idea de que la cohesión social en la región no es un hecho frecuente.
    En ese sentido se observan signos de exclusión, pobreza, desigualdad, concentración, fragmentación
    tanto en los ámbitos económicos como sociales.6
    La noción de cohesión social encuentra su sustancia básica en el concepto de capital social, si bien
    ambos no son idénticos. El capital social es una norma informal que promueve la cooperación entre dos o más individuos y para ello tiene que concretarse o hacerse presente a través de una relación humana, y requiere siempre comportamientos cooperativos entre los individuos7.
    Asimismo, el capital social puede generar externalidades, tanto positivas como negativas más allá
    de los individuos cooperantes, y por ello disponer de más capital social no siempre contribuye de forma positiva a la obtención de un mejor equilibrio social, dado que la solidaridad que se genera entre los miembros de un grupo puede ser excluyente, traduciéndose en comportamientos hostiles hacia los individuos que están fuera de él.
    De ahí que se entiende por “cohesión social”, al conjunto de externalidades positivas que genera el
    capital social más la suma de factores que fomentan el equilibrio en la distribución de oportunidades entre los individuos. Por lo tanto, la existencia de cohesión social no se limita a la disponibilidad de capital social, como tampoco se limita solamente a cuestiones de desigualdad y exclusión, sino que requiere de manera acumulativa y en forma conjunta de capital social con externalidades positivas más un nivel razonable de igualdad.
    Los sistemas tributarios se pueden caracterizar por su diferente impacto en uno de esos elementos,
    el de igualdad o desigualdad, y por lo tanto se convierten en uno de los factores clave que van a
    determinar la trayectoria de una sociedad entre niveles de fragmentación, en un extremo, y de cohesión, en el otro, y por ello esta problemática se convierte en el eje central de análisis de este documento.
    Dado que el mismo se focaliza en los aspectos relativos a la política tributaria en América Latina
    el énfasis del mismo está puesto en analizar la trayectoria, las perspectivas, y en particular, las
    recomendaciones técnicas para mejorar a través de este instrumento la equidad distributiva en la región.
    En ese sentido el presente trabajo busca avanzar respecto a un análisis más general sobre la problemática tributaria en América Latina publicado por la CEPAL en octubre de 20058.
    A lo largo de este documento se va desarrollando un conjunto de análisis que conduce a la
    siguiente formulación: en América Latina la política tributaria ha relegado el objetivo de lograr mejoras en la equidad distributiva en pro de otros propósitos, y ello se debe a que básicamente los grupos de presión han conseguido trasladar el peso de los tributos a otros sectores. Asimismo se observa que este resultado no es inmanente ni inherente a la capacidad del instrumento tributario para mejorar la equidad distributiva, sino que -muy por el contrario- un conjunto adecuado de medidas podría contribuir a revertir esta situación. 6 BID, Cohesión Social (2004). 7 Fukuyama (2000). 8 Gómez Sabaini (2005b). Cohesión Social, Equidad y Tributación
    2
    La política tributaria puede influir en la estructura de la distribución de ingresos de un país desde
    dos formas distintas. En primer lugar, mediante la captura de fondos para ser dedicados a gastos públicos orientados a la creación y fortalecimiento del capital humano, financiando gastos en salud, educación, sanidad y otros. De esta forma la política tributaria se constituye en un factor que contribuye a la formación de capital humano, mejorando el ingreso de mercado y por lo tanto “distribución primaria”, es decir antes del proceso de impuestos y transferencias. En segundo lugar, la política tributaria puede influir en la estructura de la distribución de rentas mediante un sistema de impuestos progresivos procurando de esta forma un cambio en la “distribución secundaria”, es decir luego del efecto de esas políticas. En ese plano la imposición sobre la renta y los patrimonios, entre otros, adquieren un papel especial.
    En que medida una u otra forma de enfocar la acción de la política tributaria es la más relevante a
    los fines redistributivos es materia de permanente controversia, y por ello este informe enfocará, en primer lugar el análisis de la situación tributaria de los países presentando un análisis referido al nivel de la carga impositiva, para luego abordar la problemática sobre la composición de los principales recursos tributarios, y la evolución y principales modificaciones que ambos factores han tenido a lo largo de la última década. En ese sentido es importante discutir si existe margen para incrementar la presión tributaria
    de la región a fin de poder afrontar el financiamiento de nuevas demandas de gastos públicos.
    Esto abre la discusión, tanto sobre el nivel de la carga tributaria como sobre la composición de la
    misma, ya que ambos elementos tienen efectos distributivos y en ese sentido se evalúa el papel que
    debería cumplir la imposición a la renta de las personas, el lugar apropiado que debería darse a la
    tributación a los patrimonios, y el impacto de la apertura comercial y financiera, entre otros aspectos.
    En este aspecto una conclusión que surge con mucha fuerza de todos los análisis realizados es el
    limitado papel que las políticas pasadas han otorgado al impuesto personal a la renta en toda la región. Al respecto se observa un claro contraste entre los esfuerzos realizados para fortalecer al IVA, técnica y administrativamente hablando, y por el contrario un debilitamiento del impuesto a la renta en general y a la renta personal en particular.
    Con el fin de visualizar los esfuerzos requeridos en el fortalecimiento de la imposición directa y
    en el nivel de la carga tributaria para mejorar la distribución secundaria de la renta el documento plantea algunos ejercicios de simulación destinados a visualizar la magnitud cuantitativa de estos esfuerzos, respecto a la situación actual. Sobre la base de distintas hipótesis de trabajo es posible tener una percepción de los esfuerzos futuros en materia de reformas tributarias, ya sea tanto para lograr un sistema tributario que contribuya a lograr la equidad horizontal, o que logre mejorar la equidad vertical.
    Seguidamente, se plantea la necesidad de formular una serie de propuestas de reformas impositivas, tanto de orden general relacionadas con la estructura del sistema tributario, como de orden
    particular referida a los principales impuestos, que están orientadas a mejorar tanto el nivel de presión tributaria efectiva9 como la equidad distributiva del sistema.
    En cuarto lugar, es sabido que la sola mención de que se llevarán a cabo reformas tributarias da
    lugar en cualquier circunstancia a una serie de reacciones a favor y en contra de las mismas, que llegan hasta los propios cimientos institucionales. Ahí es cuando se movilizan factores políticos y sociales, y las estructuras económicas y se hace manifiesta la propia capacidad de los gobiernos de implementar a las mismas, por lo cual se estudiarán las principales circunstancias y limitaciones para llevar a cabo las propuestas enunciadas.
    En ese sentido se focalizará en la problemática latinoamericana analizando el proceso de tres
    casos de reforma tributaria en América Latina a fin de precisar sus principales determinantes y resultados, incorporando en la discusión las posibilidades de formular pactos fiscales que permitan conformar en cierta medida- un grado de consenso entre los distintos sectores sociales que permita la aprobación de las reformas.
    El documento cierra con algunas reflexiones finales sobre las posibilidades y perspectivas que
    brinda la política tributaria, resaltando tanto los apoyos como los obstáculos que son previsibles esperar (El concepto de presión tributaria “efectiva” o “real” establece una distinción respecto al concepto de “nominal” o “legal”, siendo esta última la establecida en las leyes. La presencia de morosidad, elusión y evasión establecen una clara diferencia entre ambos niveles)

  2. Bien escrito y dicho como siempre, es agradable leer tus artículos. Sé que no lo he hecho últimamente, pero procuraré hacerlo.

    Siempre me ha gustado la manera en la que usas las palabras (el vocabulario que usas) y no se diga de lo que tratas de expresar.

    Te quiero.

  3. Hola Dr Muñoz: Mexico completo necesita una transfusión de dinero para poder atender las necesidades como de Salud, Educación y la manera de obtener esa sangre es vía los empresarios de los monopoñlios de México que históricamente no pagan, según datos de la Cepal, ellos tranquilamente le achacan los problemas a otros y están felices
    Un Saludos afectuoso

  4. SUPER SANADORES
    Mito o Realidad
    Por: Armando Franco

    Llevo 20 años de mi vida estudiando el proceso de sanacíon, e conocido personalmente a decenas de supuestos sanadores que dicen tener el poder de curar a otros y e podido estudiarlos de cerca y desgraciadamente hasta el día de hoy no conozco a nadie que realmente lo logre.
    Efecto Placebo.
    ¿Podrías pensar en la existencia de una medicina que fuera capaz de curar una enorme variedad de diferentes enfermedades, así como desaparecer dolores agudos? Pues ese medicamento existe y se llama “Placebo”.
    El Placebo es una sustancia sin propiedades terapéuticas. Sin embargo a pesar de ello induce cambios poderosos en los pacientes, provocando que estos sanen. La sustancia puede ser cualquier cosa desde agua, hasta pastillas de azúcar. En ello lo importante es que el enfermo (CREA) que esta sustancia lo curará, y con esto pone en acción todo el proceso curativo. Nuestras creencias juegan un papel determinante en nuestra salud. Un enfermo que cree firmemente en la posibilidad de sanar tiene muchas más posibilidades de que esto ocurra que un enfermo que cree que no hay posibilidades de sanación.
    En la Universidad de Texas se hizo el siguiente experimento con pacientes que presentaban inflamación en las rodillas y dolor. Los médicos anestesiaban a los pacientes y fingían una operación. Dos años después las personas que se habían sometido a esa cirugía falsa sentían el mismo alivio que las personas que realmente habían sido operadas.

    En cuanto al tratamiento del dolor, el placebo ha presentado la misma eficacia que los medicamentos entre el 50 y el 60 por ciento de los casos. Un estudio realizado en el Instituto de Mente-Cuerpo de la Universidad de Harvard. Reveló que el Placebo ofrece beneficios clínicos entre un 60 y 90 por ciento de los casos.
    Los practicantes de la curación a través de la fe sólo pueden citar evidencias anecdóticas de casos donde a tenido éxito, ignorando los muchísimos más casos donde los pacientes siguen enfermos o muere a pesar de los esfuerzos de las prácticas empleadas. Podemos atribuir cualquier éxito al efecto placebo o a la remisión espontánea: algunas personas sanan con o sin tratamiento, y suele ser natural dar crédito al último tratamiento recibido para la enfermedad (lo que es una falacia lógica llamada post hoc ergo propter hoc).
    El famoso tele predicador y sanador a través de la fe de los años 1980 Peter Popoff fue públicamente desenmascarado por el célebre escéptico James Randi trabajando conjuntamente con el popular presentador de televisión Johnny Carson, cuando se descubrió que las aparentes curaciones milagrosas y profecías realizadas por Popoff eran en realidad un elaborado montaje preelaborado, incluyendo la actuación de colaboradores que se hacían pasar por público legítimo y el uso de receptores de radio intrauriculares. Otros sanadores a través de la fe como Benny Hinn (quien fue grabado con cámaras ocultas y retratado en un episodio de (The Fifth Estate) también han sido objeto de acusaciones de actividades fraudulentas.
    Finalmente, una pregunta insidiosa nunca ha sido respondida satisfactoriamente: Porqué la oración puede curar, remitir o postergar un cáncer, una leucemia o un síndrome crónico que necesita tiempo para desarrollarse pero nunca ha devuelto la vista a un invidente o regenerado un corazón con alguna cardiopatía. El poder de la fe parece ser selectivo en el tipo de patologías en las que puede ser efectiva, lo que supone una contradicción nativa ya que en su más básico enunciado el poder de la fe no tiene límites preestablecidos.
    Personas con supuestos superpoderes capaces de curar a las personas.
    Recientemente tuve la oportunidad de conocer y convivir con un famoso Sanador llamado Rene Mey, un hombre muy controvertido, por un lado me llego información de que este hombre tenía muchas demandas por fraude en Francia y por otro lado información maravillosa de un extraordinario hombre Mítico. Yo me considero un hombre abierto a todo conocimiento, que nos pueda ayudar a crecer como seres humanos, por lo cual sentí un gran deseo de conocer a esta persona y descubrir quien era y que es lo que hace.
    Me recomendaron ver una película y me dijeron que era basada en su vida. Esta película se llama “HIM Mas allá de la luz” la cual de entada considero tramposa, por que inicia diciendo: “todo lo que aquí veras es verdad”, y después se dedican a presentar mucha infamación, sin bases comprobadas, como el que supuestamente un científico en una universidad, (No sabemos que científico ni que universidad, ni donde están dichas pruebas científicas) en un supuesto estudio comprobado, demuestra que el personaje central “Jacques Melier” puede permanecer bajo el agua sin respirar durante 16 minutos y que en cualquier momento el puede detener su corazón y volverlo a activar a voluntad cuando el quiera, ver el futuro de las personas, o hablar con los ángeles. En esta película vemos a un hombre haciendo sanaciónes milagrosas y regresando a los enfermos de un estado de coma profundo, las nuevas propuestas de investigación neurológica que promueve “HIM Más Allá de la Luz” están mal documentadas y generan mucha confusión al tratar de combinar los milagros con la ciencia, la supuesta explicación “científica” que ofrece para explicar sus supuestos poderes es completamente absurda y al final se dice que esta es una película de la vida de Rene Mey, por lo que automáticamente la mayoría de las personas le atribuyen sin duda alguna todos estos superpoderes al personaje real (Rene Mey). La mayoría de las personas no están a acostumbradas a cuestionar la información que se les da y al presentarles la información de una forma impactante creen ciegamente lo que ven. Esta película hace una maravillosa publicidad a este hombre, sugestionando poderosamente a las personas que acuden al cine.
    Se a creado un efecto tan poderoso, que cuando Rene Mey se presenta en algun sitio para hacer sanaciones, este sitio lo abarrotan miles de personas deseando ser sanadas, se corre la voz de una forma tan explosiva que cuando algunas personas ya sugestionadas están frente a el y las toca se desmoronan y caen, otras comienzan a temblar, a la mayoría no les sucede nada, solo dicen haber sentido una energía calientita y agradable. Conozco decenas de personas que han asistido a estas sanaciones y les he preguntado si conocen personalmente de algun testimonio real y hasta el momento no se de nadie que allá vivido una sanasion milagrosa, no dudo que algunas personas lleguen a sanar pero serían minoría. Reflexiona en la siguente pregunta: ¿Si realmente fuera este hombre el que pose el poder de curar, no se sanarían la mayoría de las personas? ¡Definitivamente si verdad!, pero solo un pequeña minoría lo hace, lo cual entra dentro del rango del Efecto Placebo.
    Como dije anteriormente, tuve la oportunidad de conocer a Rene Mey en persona y de platicar y convivir con el, ya que una de mis mejores amigas es una empresaria dueña de muchos hoteles y llevó a este hombre a Cancún y le organizo una rueda de prensa, después lo presento en todos sus hoteles para que fuera a sanar a sus empleados.
    No creo que este mal el que este hombre use la sugestión para curar, al contrario esta bien. Cualquier cosa que ayude a que un ser humano se sane debe ser bienvenida, lo que no está bien es manipular a la gente para mitificar la imagen de alguien.

    Por otro lado lo que ocurre en sus llamados Centros Humanitarios, también es muy criticable. Cualquier persona que tome un curso de 4 horas ya esta lista para poner un centro de estos llamados “Clínicas y Centros Humanitarios Rene Mey” y puede dedicarse a dar las supuestas terapias de “Regeneración Celular”. “Rene Mey y sus Sanadores” se escudan tras de la idea de que ellos no cobran, pero si piden donativos a cambio de las supuestas sanacióes, el 70 % de la cantidad obtenida es para ellos y el 30 % para Rene Mey, cuando Mey en persona visita su centro los porcentajes se invierten. Al final lo que llega a Mey, son grandes cantidades de dinero. El que poner un centro de estos sea tan fácil, ha provocado que ya en México existan más de 600 centros Rene Mey. Si se analiza esto salta a la vista que para ellos los menos importante sea la calidad del supuesto trabajo terapéutico. Esto es tan, pero tan sencillo, que para que estudiar tantos años la carrera de medicina, o prepararte profundamente en algún método terapéutico, “Si ellos dicen que con esto podrían llegar a curarlo todo, con solo unos segundos de toquecillos en la cabeza, en el pecho y en la espalda”. (Increíble verdad).

    El Doctor Deepack Chopra un famoso Endocrinólogo y experto en el tema de Sanción Mente Cuerpo, continuamente menciona un dicho antiquísimo en el mundo de la medicina: “La naturaleza cura, el medico pasa la factura”. La mayoría de las enfermedades son auto limitantes, lo cual significa que aunque el enfermo no tome medicamento o terapia alguna, la enfermedad va a desaparecer. El cuerpo humano tiene un mecanismo de autosanación impresionante, en ciertas circunstancias estos mecanismos se detienen y lo que hace cualquier verdadero sanador es ayudar a que estas interferencias se eliminen, pero es el individuo el que se sana así mismo.
    Mucha gente en el mundo lucra con los miedos, la ignorancia y la baja autoestima de las personas, personas que creen que solo otros pueden ser poderosos, otros menos ellos. Todos los grandes maestros espirituales han enseñado a la gente. “El PODER VIVE EN TI”. Jamás les dijeron a las personas, “solo yo tengo el poder, acércate a mí”. Jamás podrás encontrar en la Biblia una cita en la que Jesús le allá dicho a alguien “Yo te curé”. Y termino con una cita de este libro:
    Entrando a la casa se les acercaron los ciegos y Jesús les dijo:
    ¿Creéis que puedo hacer yo esto?
    Respondiéndole: Si Señor
    Hágase en vosotros según vuestra fe.
    Y se abrieron sus ojos.
    Mateo 9, 28-30

  5. BENDITOS SEAN A LOS QUE OS CORRESPONDA
    EL 29 DE AGOSTO,TUVE LA GRAN EXPERIENCIA DE CONOCER O MAS BIEN SENTIR A ESTE GRAN SER DE LUZ,RENE MEY,VINO A CANCUN EN CUANTO ENTRO A LA SALA YO ESTABA CON LOS OJOS CERRADOS Y SENTI DE INMEDIATO COMO ME EMPEZABAN A SUDAR LAS MANOS COSA
    QUE NUNCA ME OCURRE,AL IRSE ACERCANDO SENTI UNA GRAN PAZ COMBINADA CON GRAN ALEGRIA,Y EMPEZO A TEMBLAR TODO MI CUERPO SENTI QUE ME DESMAYE,OIA VOCES PERO NO PODIA VOLVER EN MI ESTABA FUERA DE MI CUERPO VIENDO TODOS LOS PLANETA SOBRE TODO TENIA FRENTE DE MI UNA GRAN ESFERA DE LUZ COLOR NARANJA,EN ESO ESCUCHE DEJENLA,(PUES ME IBAN A RECLINAR)ME CONVULSIONE TODA AL REGRESAR SENTIA QUE ESTABA EN OTRO PLANETA,QUE ME PASO???PREGUNTABA FUE MARAVILLOZO TU DEPERTAR ME DECIAN,YO SENTIA QUE FLOTABA Y UN GRAN AMOR HACIA TODOS LOS DEMAS QUERIA ABRAZARLOS Y BESARLOS,HASTA EL DIA DE HOY PERMANEZCO EN ESE NIVEL SUPERIOR DE CONCIENCIA,AMO A TODO MUNDO SIENTO EL DOLOR A FLOR DE PIEL SI VEO A ALGUIEN SUFRIR,LLORO AL ORAR Y MEDITAR;SE QUE SOMOS UNO,COMO ALMA GRUPAL TODOS CONFORMAMOS A DIOS PADRE MADRE DIOSA,COMO LAS PEQUEÑAS GOTITAS DE AGUA CONFORMAN AL OCEANO,TODOS SOMOS UNO,LO QUE UNO PIENSA,HABLA O ACTUA,ES PARTE DE TODOS,AMO A RENE MEY BENDITO SER,QUE NOS MANDARON ES UNO DE TANTOS DE NOSOTROS LOS SEMBRADOS PARA TRABAJAR EN LA LUZ.
    SALUDO A SU SER CRISTICO
    YO SOY AMOR EN ACCION AQUI

  6. Ha pensado alguna vez que el propio medicamente que cura, lo hace con efecto placebo del paciente y no por las propeidades físico-q2uímicas? Lea a Servan Schreiber, psiquiatra fra´nces (2003) y verá que el 50% de su famosa medicina carísima puede tener componentes (no siempre) de placebo, aspecto no estudiado por los laboratorios ¿Por qué?

    1. Apreciado Sr. Torres:
      El efecto placebo es indudablemente parte del efecto terapéutico de muchos medicamentos, sin embargo, no pueden desecharse de un plumazo los efectos científicamente comprobados de la acción farmacológica de los medicamentos. Tampoco se puede generalizar. ¿En qué proporción intervienen el efecto placebo y la acción farmacológica del medicamento? Es una pregunta que no se ha investigado exhaustivamente y cuya respuesta, por tanto, no se conoce por completo. También sé que hay muchos intereses económicos detrás de la promoción de varios medicamentos. Pero los médicos de hoy tomamos decisiones diagnósticas y terapéuticas con las bases científicas más sólidas posible. ¿Qué hay otras formas de curar? No lo descarto. Es mucho lo que no sabemos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s