UN DESCUBRIMIENTO PELIGROSO (tercera y última parte).

¿Qué se le reprocha a ese mundo? Querer la felicidad en la tierra, aquí y ahora, y no más tarde, hipotéticamente, en otro mundo inalcanzable, concebido como una fábula para niños.. Disminuir los dioses y los temores, los miedos y las angustias existenciales; mitigar la idea de la muerte con una terapia activa aquí y ahora, sin inducir a morir en vida a fin de partir mejor cuando llegue el momento; buscar soluciones efectivas con el mundo y los hombres… ¿La aspiración del proyecto de Epicuro? El puro placer de existir… Proyecto siempre de actualidad.

Michel Onfray. La fuerza de existir. Manifiesto hedonista, 2008.

 

 

            En esta última parte del escrito que hemos dedicado a exponer el contenido del poema filosófico de Lucrecio De rerum natura (De la nautraleza), seguiremos con las reveladoras afirmaciones contenidas en él, que con tanto acierto resume Stephen Greenblatt:

 

Los humanos no son seres únicos. Lucrecio afirma que todos formamos parte de un proceso material mayor en el que no sólo están incluidos y relacionados todos los seres vivos, sino también la materia inorgánica. Estamos hechos de la misma materia de la que están hechas todas las cosas. Las diferencias que observamos entre los seres vivos y la materia inerte son ilusorias y lo es mucho más esa idea tan difundida y perniciosa de que los seres humanos somos la cúspide de la creación y que ocupamos un lugar especial en el universo.

 

El alma muere. El alma  humana está hecha de las mismas partículas elementales –cuerpos genitales o semillas, los llama Lucrecio– de las que está hecho el cuerpo. Ocultas en los más recónditos rincones de la materia corporal, no disponemos de instrumentos lo suficientemente sensibles para detectarlas. Cuando el cuerpo humano muere, las semillas de las que está formado se dispersan y lo mismo sucede con las que constituyen el alma.

 

No existe el más allá. Los seres humanos viven confundidos pensando en un mundo al que irán después de morir. Para Lucrecio, la vida en esta tierra es todo lo que tenemos y no hay otra vida después de la muerte. Por ello, le parece vano consolarse pensando en un premio después de la vida o atormentarse pensando en los terribles castigos que nos esperan más allá de la tumba. Al morir, cuando las partículas que nos forman y nos han mantenido como somos se separan, no habrá placer ni dolor, dado que ya no existiremos.

 

Todas las religiones organizadas no son sino ilusiones de la superstición. Esas ilusiones se basan en el miedo y en la ignorancia. Son los seres humanos que, proyectando sus sueños de poder y belleza perfectos, asombrados por la grandeza que contemplan en la Naturaleza y por los fenómenos naturales para los que no encuentran una explicación racional, crean a los dioses y acaban por convertirse en sus esclavos. Lucrecio considera que en la base de las religiones hay una crueldad profunda que se expresa en la invención de un sistema castigos y recompensas que provoca en los fieles una angustia considerable. Tampoco existen los espíritus inmateriales como los ángeles, los demonios y los fantasmas.

 

El fin supremo de la vida humana es la potenciación del placer y la reducción del dolor. Sin duda, esta afirmación que Lucrecio toma directamente del pensamiento de Epicuro, es la que ha sido malinterpretada, ridiculizada y condenada por la tradición cristiana. Cuando escuchamos la palabra hedonismo solemos pensar de inmediato en libertinaje y en personas que llevan una vida disipada. Hoy podemos afirmar que esa interpretación es completamente errónea. Nada más lejos de lo que originalmente proponía Epicuro y que tan bien recoge y señala Lucrecio. El filósofo francés Michel Onfray, uno de los que mejor está recuperando la verdadera esencia del epicureísmo o hedonismo, lo describe con las siguientes palabras:

 

Rechazar el dolor y el sufrimiento como vías de acceso al conocimiento y a la redención personal; procurarse el placer, la felicidad, la utilidad compartida, la unión alegre; acceder a lo que pide el cuerpo y no proponerse detestarlo; dominar las pasiones y las pulsiones, los deseos y las emociones y no extirparlos brutalmente de sí (las negritas son mías).

 

No es lo que estamos acostumbrados a pensar sobre el hedonismo. No se trata pues de disiparse en el placer vacío, sino de procurar el bien vivir en esta vida, sin esperar recompensas o castigos inciertos en la otra. Palpar día a día el inmenso placer y la gran alegría de estar vivos, sin temores ni angustias que a nada conducen.

 

             Stephen Greenblatt afirma que para Lucrecio los principales enemigos de la felicidad humana son el deseo desordenado –la fantasía de alcanzar algo que está por encima de lo que permite el mundo finito de los mortales– y el miedo que corroe… ¿Por qué son tan infelices los humanos?… Porque los hombres son presa de la ilusión de lo infinito: el infinito placer y el dolor infinito. La fantasía del dolor infinito nos ayuda a explicar su propensión a la religión: en la creencia errónea de que su alma es inmortal y por tanto está sujeta a una eternidad de sufrimientos, los hombres imaginan que de alguna manera podrán negociar con los dioses un resultado mejor, una eternidad de placer en el paraíso.

 

Comprender la naturaleza de las cosas produce un profundo asombro. Esta afirmación se anticipa varios siglos al motor que impulsa a la ciencia, es tal vez la expresión más simple y completa del espíritu científico. Lucrecio pensaba que el darnos cuenta de cómo son realmente las cosas nos ayuda a dar un paso hacia la felicidad. El saber que no somos el centro del universo y estar conscientes de nuestra insignificancia es algo positivo. La gran noticia es que el ejercicio de la razón no sólo está al alcance del experto, del especialista, sino de todo el mundo. Con esto en mente comprendemos la inutilidad de ponernos en manos de intermediarios que negocien por nosotros la búsqueda de la felicidad. Nada supera la contemplación directa y serena de la naturaleza de las cosas.

 

            Si el mérito conceptual del poema de Lucrecio es indiscutible, no se reduce a ello su valor. Escrito en un lenguaje bellísimo que vale en si mismo su lectura, tiene el elevado propósito de liberarnos de aquellas cadenas que nos impiden ser felices y que siguen presentes y actuantes en el presente. Lucrecio fue el autor de una obra completamente vigente, que ha atravesado los siglos para ofrecernos hoy un gozo extraordinario que proviene de la libertad del pensamiento, el regalo más preciado que puede recibir un ser humano. En sus propias palabras:

 

… pero nada hay más dulce que ocupar los excelsos templos serenos que la doctrina de los sabios erige en las cumbres seguras, desde donde puedas bajar la mirada hasta los hombres, y verlos extraviarse confusos y buscar errantes el camino de la vida, rivalizar en talento, contender en nobleza, esforzarse día y noche con empeñado trabajo, elevarse a la opulencia y adueñarse del poder.

            ¡Oh míseras mentes humanas! ¡Oh ciegos corazones! ¿En qué tinieblas de la vida, en cuán grandes peligros se consume este tiempo, tan breve! ¿Nadie ve, pues, que la Naturaleza no reclama otra cosa sino que el cuerpo se aleje el dolor, y que, libre de miedo y cuidado, ella goce en la mente un sentimiento de placer?

 

Anuncios

2 thoughts on “UN DESCUBRIMIENTO PELIGROSO (tercera y última parte).

  1. He leído articulo publicado, y lo que tengo que decir es que son falacias materialistas..
    Durante siglos se creía que el cerebro era el productor de la actividad mental, sin embargo recientes estudios de neurología han demostrado que el cerebro simplemente es un receptor de información, el cuerpo físico es tan solo el vehículo de nuestra conciencia, y naturalmente no se ha localizado la conciencia en ningún lugar del cuerpo, la conciencia es la matriz de toda experiencia y aunque no sea un objeto apto para medir con los instrumentos físicos, ella es quien construye esta realidad.

    Según la física cuántica en el nivel sub atómico la materia ya no existe, las partículas no son puntos materiales de localización precisa sino que son paquetes de ondas es decir posibilidades de existencia, esto significa que el observador altera lo observado por el mero hecho de su observación y los más increíble es que no es la unidad sub atómica quien decide si se manifiesta como onda o partícula sino el observador es decir nuestra conciencia. La conciencia se perfila como un proceso cuántico.

    La conciencia aún no se ha logrado definir con exactitud qué es. Sobre todo conceptos como el amor, el sentido religioso, la imaginación, la intuición, la creatividad artística, la sensibilidad musical, etc. Además sin referirnos a cuestiones más profundas como el inconsciente colectivo, la consciencia transpersonal y las facultades PSI. Y mucho menos cómo surge en nuestro cerebro la consciencia del Yo “el mayor de los milagros”, según las conclusiones unánimes científicas.

    Recordemos el axioma hermético “el universo es mental” que ahora es defendido por casi todos los físicos de vanguardia interesados por el fenómeno de la consciencia.. Los nuevos paradigmas científicos están planteando asombrosas teorías relacionadas con la cuántica y la mente humana que hacen tambalear el modelo materialista.

    La consciencia “es la representación” de la actividad de toda la corteza cerebral ¿Cómo es posible que los cambios iónicos que se producen en células nerviosas y los fenómenos bioquímicos de los impulsos nerviosos originen la consciencia con todo lo que representa? No hay una explicación neurocientífica de cómo se produce la consciencia – “llegar a formular una teoría explicativa de la consciencia equivaldría a develar el mayor misterio de la biología en proporciones astronómicas.

    “Según la neurología la consciencia se refiere a un estado de “darse cuenta” que comienza cuando despertamos del dormir y continua durante el día hasta que volvemos a dormir, morimos o en otras palabras cuando nos volvemos inconscientes. Los sueños son también una forma de consciencia, aunque en muchos aspectos es muy distinta de los estados normales de alerta” la consciencia es un fenómeno que siempre está en presente, no cambia.

    “Sin embargo, explicar la consciencia subjetiva constituye un “problema inviable”, pues aunque lleguemos a localizar y describir los grupos de neuronas que reciben o componen las sensaciones, siempre nos seguirá resultando imposible explicar por qué y cómo esa activación llega a producir la experiencia subjetiva que tenemos de los colores, sonidos, gustos, etc., así como de nuestro mundo interior, sentimientos, etc” no se puede explicar los mecanismos neuronales precisos que tienen lugar en el proceso de la consciencia.

    La consciencia es uno de los temas más complejos en el estudio de la fisiología cerebral.
    Es un hecho comprobable que existe lesiones encefálicas como traumatismos craneoencefálicos, hemorragias, infartos cerebrales etc pueden dar lugar a un trastorno de la consciencia por afectación de las estructuras neuronales y/o de la función neuroquímica.
    “Sin embargo aunque es necesaria la concurrencia del tejido nervioso en la elaboración de la consciencia, los nuevos estudios han demostrado y que pone de relieve que esta actividad no puede reducirse únicamente a la función neuronal, ni cerebral de fondo hay algo meramente desconocido..”

    Todo aquel que afirme una explicación de la conciencia no es mas que falacias, y pseudo ciencia..
    La conciencia aun no se sabe que es, ni en donde se localiza. Según la física cuántica en el nivel sub atómico la materia ya no existe, las partículas no son puntos materiales de localización precisa sino que son paquetes de ondas es decir posibilidades de existencia.

    Uno de los primeros que situó en la consciencia el problema del alma inmaterial e inmortal fue el dualista interaccionista John Eccles,Incluso le asignó un lugar en el cerebro, el tálamo, como antes lo había hecho Descartes con el alma. Pero no es así, la conciencia no tiene una ubicación, ni lugar, ni la existencia de una matriz.. Según la ciencia es un un misterio.

    La ciencia moderna dice que lo único que hace la materia es transformar a la materia mediante cuatro fuerzas
    La gravitatoria, la electromagnética de largo alcance, la nuclear fuerte, y la nuclear débil de corto alcance. Lo que no puede explicarse por esas cuatro fuerzas no es debido a la materia. Pero si una poesía se debe a la materia y no a la misteriosa conciencia o espíritu humano como también es llamado. Hay que decir como se traslada de esas fuerzas a la belleza de la poesía_ Como eso no se puede hacer todo lo que es arte, literario, musical etc queda fuera del ámbito de la ciencia. Ahora dicen seudo científicos que la belleza la recibimos por reacciones químicas en el cerebro. Pero ningún científico dice que una reacción química, física produce reacción y contenido de ideas, “eso es seudo ciencia” Ningún científico dirá que iendo a un laboratorio usted de una orden a unos productos químicos sobre la mesa para que haya una reacción o no la haya. Nadie dirá eso jamás.

    Sobre la conciencia (o “espiritu”)_ Vamos a pensar en la analogía del televisor: el daño en algunas partes del circuito puede ocasionar la pérdida o la distorsión de la imagen; el daño en otras partes puede determinar que el aparato pierda la capacidad de producir sonido; un fallo en los circuitos de sintonía puede impedir que se reciban uno o más canales. Pero esto no demuestra que las imágenes, los sonidos y los programas completos estén almacenados en los componentes dañados” (Eduard Punset, 1994).

    Esta analogía propuesta por Eduard Punset puede ser enormemente reveladora: “Imagínese que está viendo un programa televisivo por primera vez, sin tener ni idea de lo que es la televisión. Desde un punto de vista más primitivo, podría creer que realmente hay unos seres pequeños en el aparato. Al inspeccionarlo, rápidamente descartaría esa explicación, excesivamente simplista. Se daría cuenta de que había un montón de cosas dentro del televisor. Educados como estamos sobre las maravillas de la ciencia, probablemente decidiríamos que el equipo que hay en el interior del aparato es el que creó la imagen y el sonido. Al ir dando vueltas al mando y obtener diferentes imágenes y sonidos, nos iríamos convenciendo de que esta es la explicación. Si retiráramos un tubo del aparato y la imagen desapareciera, probablemente creeríamos que habíamos demostrado nuestra teoría de manera convincente. Supongamos que alguien nos dijera lo que realmente ocurre: que los sonidos y las imágenes provienen de un lugar lejano, son transportados por ondas invisibles que de alguna manera se pueden crear en ese lugar lejano, son captadas por nuestro televisor y transformadas en imágenes y sonidos. Probablemente esta explicación nos parecería ridícula. Como mínimo, parecería desobedecer la ley de la navaja de Occam; es decir, es mucho más sencillo creer que las imágenes y sonidos son creados por el televisor que imaginar unas ondas invisibles (Robertson, 2002). Sin embargo, es así como funciona.

    La consciencia es no-local: el retorno del alma al mundo
    LA CONSCIENCIA COMO PROPIEDAD FUNDAMENTAL DEL UNIVERSO, Y NO COMO UN PRODUCTO DE LA MATERIA, PODRÍA NO TENER LOCALIDAD SINO ESTAR DISEMINADA EN TODAS LAS COSAS COMO UNA RED QUE IN-FORMA LA TOTALIDAD DEL COSMOS.

    EL MATERIALISMO, TIENE TODAS LAS DE PERDER _ LA VISIÓN DEL MATERIALISMO ES TUERTO, NO VE MAS ALLÁ POR QUE SE IMPLANTA UN DOGMA, ESE DOGMA NO LE PERMITE EXPANDIR LAS FRONTERAS DEL DESCUBRIMIENTO DE LA CIENCIA Y LA CONCIENCIA..

    Y lo ultimo seria de añadir que a pesar de no compartir con la idea de este articulo, es una rama mas de la filosofía materialista, y su estereotipo es de corto alcance es decir que niega todo lo que sea espiritual, “la ciencia es atea” pero quienes hacen aquella ciencia “No”

    La ciencia no es la antesala de la religión – La ciencia, no es un camino que lleva claramente hasta Dios_ Se trata de ámbitos autónomos que tienen su propio objeto de estudio y sus propios métodos de investigación.

    La ciencia no puede ser utilizada para fundamentar las negaciones de las realidades metafísicas estudiadas por la filosofía y la religión.

    Ciencia y Religión constituyen ámbitos de la realidad humana, aspectos, resultan necesarios para la configuración de una vida humana integral, ya que, el conocimiento humano no se conforma con la “ciencia” sino que, por naturaleza, el ser humano busca el conocimiento de las causas últimas del ser del ente “Filosofía, Religión”

    ¿Por qué hay ser en vez de nada? Esta es la gran pregunta que desafía a la inteligencia humana. Dar con la respuesta significa entender la realidad en su aspecto más fundamental, la Ciencia no puede responder satisfactoriamente a las preguntas últimas que se plantea el ser humano.

    Dada esta situación, la ciencia resulta incapaz de determinar si Dios existe o no. Tampoco podremos hallar en el ámbito de la investigación científica de nuestra existencia, o la respuesta que nos clarifique cuál es el sentido de nuestra muerte o el del dolor y el sufrimiento moral. Pero la filosofia nos da luces que el ser humano tiene, por naturaleza, una apertura hacia la trascendencia..

    La idolatría de la ciencia quiso elegirse como la única sabiduría y certeza posible. Todo lo que no se pudiera cobijar en el ámbito científico quedaba automáticamente descalificado como mera superstición.

    la ruptura entre ciencia y moral a afectado tanto a la metodología científica como a su fin último que no es otro sino el bien del hombre.

    En nombre de la ciencia se han aprobado practicas eugenésicas encubiertas, se han explotado abusivamente los recursos naturales, se han procedido a la modificación genética de seres vivos, se han puesto en circulación fármacos que luego se han probado nocivos para tu salud.
    Aquí podríamos preguntarnos si esta nueva ciencia no reconoce frenos en su investigación, acaso no disfraza su endiosamiento científico en su búsqueda de dinero honor, reconocimiento, y aplausos social no vacila en justificar las practicas más aberrantes.

    Diríase que la ciencia empeñada en satisfacer una creciente que le asigna un papel de oráculo, y panacea universal en nuestra sociedad hubiese empezado a pegarse contra una pared en la que no puede abrir ni una brecha, y lejos de fijar su loco empeño estuviera dispuesta a descabezarse y convertir su fracaso en demencia.

    El ser humano es espiritual por naturaleza.. No está impedido de expresar su trascendencia.

    La trascendencia significa ir más allá de un determinado límite común, usualmente ese límite es la linea que entendemos como razón. El que trasciende va acompañado de una fuerte identidad espiritual y de una intensa vocación auto expresiva. El que posee tal don necesariamente lo ejercerá. El creador es un creador obligado a trascender por ejemplo en la música, las artes plásticas, la literatura, la poesía, la danza, la oración, la meditación, la fe trascienden la línea de la razón.

    La espiritualidad personal o trascendencia no está en enmudecerla, o anularla de la personalidad sino integrarla En este sentido la filosofía o religión y es que el ser humano es religioso por naturaleza.

    Antes de la existencia del concepto de religión. Desde inicio del hombre y desde el neolítico bajo, medio y alto, y el paleolítico_ Aquellos primeros humanos que tocaron la tierra enterraban a sus muertos junto con sus pertenencias. Por qué “intuían” que existía una trascendencia, un alma (o espíritu) y un poder superior independiente de los fenómenos naturales – Antes de siquiera conocer el concepto de religión ya existía la espiritualidad y un “Dios desconocido” Que trascendía lo puramente físico. Hasta ahora en toda la historia y después, la sociedad no ha cambiado, y tampoco lo hará, por ejemplo con tan solo recordar las manifestaciones espirituales de oración, y fe junto a su ser querido enfermo en un hospital, o en un funeral. Es necesario de un sacerdote y una religión ya que esto está calificado para ese ámbito..

    Las experiencias trascendentes espirituales no son indiferentes al ser humano ni tampoco discrimina ideologías como por ejemplo:

    Experiencias regenerativas: una curación o la catarsis en la que los problemas de ansiedad o se disipan.

    Experiencias ético morales: comprendido por obligación moral de actuar ante el sufrimiento o la injusticia.

    Experiencias estéticas: una experiencia espiritual intensa de la belleza en la naturaleza o el arte, la música o ritual.

    Experiencias intelectuales: un compromiso intenso en el aprendizaje y la resolución de problemas que adquiere una dimensión espiritual, por ejemplo, en el momento del descubrimiento o la comprensión.

    Experiencias estáticas: como en la oración devocional energética, en particular en el contexto del grupo.

    Experiencias numinosas: un encuentro con el Espíritu que es totalmente estar en la presencia de Dios.

    Experiencias Oneness: pérdida de la distinción entre el yo y el mundo, no dual sentido de unidad con Dios y con el universo.

    Podemos estudiar el cerebro de un físico mientras trabaja en las ecuaciones con una tomografía y sin duda tendrá la experiencia religiosa, espiritual, y trascendente.. Cada pensamiento que tenemos, incluyendo los pensamientos científicos, también tienen estados mentales mensurables..
    Si Mohammad o San Pablo tenían fenómenos religiosos y espirituales del lóbulo temporal.. Si Dios quiere usar ese mecanismo para transmitir su revelación, que así sea..

    Si el hombre pudo venir de organismos aún más simples, ciertamente una inteligencia guió tal proceso, una sabiduría infinita no sería suficiente para explicarlo todo sino voluntad a su imagen y semejanza..

    La espiritualidad, la fe es una natural convicción, que tarde o temprano llega.

    Un cordial saludo.. Gracias por leerme..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s