¿QUÉ ES EL COLEGIO DE BIOÉTICA?

La aplicación de la biotecnología a los seres humanos es ya un hecho que suscita en los ciudadanos miedos y esperanzas, y que exige un conocimiento de lo que está sucediendo y una reconsideración moral en un marco de pluralismo.

En una sociedad libre y democrática la Bioética tiene como tarea central armonizar bienes y deberes. Por tanto, tras un necesario debate social que dé información clara, han de ser adoptadas las correspondientes decisiones que respeten los Derechos Humanos reconocidos. […]

De ahí el titulo “Principios de bioética laica”, en donde se reivindica el espacio propio de la bioética contra intromisiones que no se corresponden con una sociedad secular. […]

La bioética, en suma, es un signo de nuestra época; una época que se abre a mejoras espectaculares de nuestra vida y que ha de evitar, al mismo tiempo, los males de la manipulación y de un bienestar sólo para privilegiados.

 Javier Sábada y María Casado. Presentación del libro Principios de bioética laica, 2004.

 

 

De acuerdo a lo que señalan sus estatutos, el Colegio de Bioética, A.C. es una asociación civil legalmente constituida y registrada, multidisciplinaria, laica, no lucrativa y no gubernamental, formada por académicos expertos en sus respectivos campos de conocimiento, que tiene por objeto, entre otros, promover, sistematizar, difundir e impulsar todo tipo de reflexiones, estudios e investigaciones que promuevan el desarrollo de la bioética, entendida ésta como una disciplina más amplia que la ética médica, todo lo anterior en un marco interdisciplinario y secular.

Se puede consultar toda la información relativa al Colegio de Bioética en su página electrónica (www.colegiodebioetica.org.mx). En ella también se señala que la intención de esta agrupación es promover un espacio de reflexión sobre los siguientes temas:

 

El comienzo de la vida humana: reproducción asistida en sus diferentes formas; inseminación artificial, fecundación in vitro con transferencia embrionaria, maternidad sustituta, genoma humano, anticoncepción, aborto y reproducción asistida.

El final de la vida humana: La muerte con dignidad, eutanasia, suicidio asistido, la limitación de métodos terapéuticos en enfermos terminales, derecho a rechazar medidas terapéuticas y diagnóstico de muerte.

La calidad de la vida humana: cantidad y calidad de vida, justicia distributiva, derecho a la vida, derecho a la protección de la salud, derecho a la atención sanitaria, derecho a la autonomía individual, derecho a la libre elección, dignidad de la persona, donación y cultivo de órganos, tejidos y células para trasplantes.

La ética ecológica: deterioro ambiental, preservación del medio ambiente, ética demográfica, resguardo ambiental para futuras generaciones, equilibrio y conservación de la naturaleza, de los ecosistemas y de la biodiversidad.

La ética de la investigación biomédica: experimentación con seres vivos, finalidades y consecuencias de la investigación, así como la responsabilidad ética, social y profesional de los estudiosos, científicos, investigadores y practicantes de ciencias y técnicas que aplican avances tecnológicos y científicos para modificar la estructura biológica de los seres vivos.

 

Los miembros fundadores fueron, citados en orden alfabético, el Dr. Arnoldo Kraus, el Dr. Rubén Lisker (q.e.p.d.), el Lic. Pedro Morales Aché, la Dra. Marcia Muñoz de Alba (q.e.p.d.), el Dr. Ruy Pérez Tamayo, el Dr. Ricardo Tapia, la Dra. Margarita Valdés y el Dr. Rodolfo Vázquez Cardozo.

El Dr. Ruy Pérez Tamayo nos relata en un editorial de 2005 las condiciones que rodearon la fundación del Colegio de Bioética:

 

En México las autoridades reconocieron este nuevo interés y establecieron la Comisión Nacional de Bioética, órgano oficial de la Secretaría de Salud. En forma casi simultánea, los grupos conservadores (con fuerte influencia religiosa católica) fundaron la Academia Mexicana de Bioética, y en forma simultánea organizaciones como Pro-Vida y otras semejantes tomaron posiciones públicas en problemas como la anticoncepción, la legalización del aborto (que desde luego no es nada nuevo), la reproducción asistida, la eutanasia, la clonación reproductiva y la terapéutica, el uso de células troncales embrionarias, etcétera. A partir del año 2000, con el triunfo político del PAN, la Iglesia Católica volvió a intentar influir en la vida política del país, en forma cada vez más abierta y con el apoyo de algunas de las más altas autoridades (y de personajes influyentes) del país.

Ante esta situación, un grupo de científicos y académicos de la ciudad de México nos reunimos para constituir formalmente el Colegio de Bioética, A.C., (ColBio) el 22 de enero de 2003, y registramos sus Estatutos el 10 de febrero del mismo año. El ColBio es una organización civil no gubernamental, multidisciplinaria, sin fines de lucro y laica, dedicada a opinar en forma experta y racional sobre los distintos problemas de la bioética contemporánea. Está formada por un grupo reducido de profesionistas académicos entre los que se cuentan abogados, filósofos, psicólogos, médicos de distintas especialidades (internistas, genetistas, neurofisiólogos, patólogos, endocrinólogos, investigadores, divulgadores de la ciencia, expertos en reproducción, etc.), todos interesados en contribuir con sus conocimientos técnicos y su experiencia a que la sociedad tenga la visión más clara y veraz de los problemas contemporáneos de bioética. El ColBio ha actuado como consultante de distintos grupos de legisladores, tanto de la Cámara de Diputados como del Senado, mantiene la presente página electrónica, tiene en prensa y en preparación textos sobre distintos aspectos de la bioética, y realiza con sus miembros seminarios académicos mensuales sobre los temas bioéticos en discusión. Todas las ideas y opiniones racionales son válidas; los dogmas se reconocen como tales y no se discuten.

 

En la actualidad, el Colegio de Bioética cuenta con 29 miembros titulares y su Mesa Directiva para el período 2015-2018 está conformada por el Dr. Patricio Santillán-Doherty, cirujano torácico y Director Médico del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (Presidente), la Dra. Asunción Álvarez del Río, maestra en psicología y doctora en bioética (Vicepresidenta), la Dra. María de Jesús Medina Arellano, doctora en bioética y jurisprudencia médica (Secretaria Técnica) y el Dr. Héctor A. Mendoza Cárdenas, doctor en derecho (Secretario Ejecutivo).

A lo largo de los años, sus miembros han publicado numerosos artículos y libros, obras fundamentales en el campo de la Bioética. Sólo por mencionar algunos: Ética médica laica, de Ruy Pérez Tamayo (FCE, 2002); Diccionario incompleto de bioética, de Arnoldo Kraus y Ruy Pérez Tamayo (Taurus, 2007); Práctica y ética de la eutanasia, de Asunción Álvarez del Río (FCE, 2005); Un adiós en armonía, de Asunción Álvarez del Río y Elvira Cerón Aguilar (Grijalbo, 2015); Bioética y Derecho. Fundamentos y problemas actuales, de Rodolfo Vázquez (compilador) (ITAM/FCE, 1999); Del aborto a la clonación. Principios de una bioética liberal, de Rodolfo Vázquez (FCE, 2004); La moralidad del aborto, de Gustavo Ortiz Millán (Siglo XXI Editores, 2009); La construcción de la Bioética, de Ruy Pérez Tamayo, Rubén Lisker y Ricardo Tapia (coordinadores) (FCE, 2007) y El desafío de la Bioética, de Asunción Álvarez del Río y Paulina Rivero Weber (coordinadoras) (FCE, 2009).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s