CUANDO LA BIOÉTICA NOS ALCANCE.

La profesión de la patología es una práctica en el sentido técnico utilizado por muchos filósofos. Esta práctica contiene bienes internos de los que se espera la conducción a la consecución de ciertos fines. El fin último de la práctica de la patología deber ser el bien del paciente con el restablecimiento de su salud. Los bienes internos clave de la patología son la competencia técnica y las relaciones apropiadas entre el patólogo y el paciente, y entre el patólogo y el médico tratante… El crecimiento técnico en la práctica de la patología debe ir acompañado de intentos constantes para articular los fines y los bienes internos de la práctica. Sólo si los patólogos se disponen a actuar de acuerdo con fines apropiados se podrá asegurar una práctica ética de la profesión.

W.E. Stempsey. The virtuous pathologist. An ethical basis for laboratory medicine, 1989.

 

 

La anatomía patológica o patología es una especialidad de la medicina en cuya práctica confluyen los elementos de la medicina clínica, la cirugía y los métodos de laboratorio. Es el puente natural entre las disciplinas básicas, que constituyen las bases científicas de la medicina, y las disciplinas clínicas y quirúrgicas, que forman todas las demás especialidades médicas.

A través del análisis de células sueltas, tejidos y órganos, el médico patólogo identifica las alteraciones de la enfermedad y establece un diagnóstico que en muchas ocasiones, como en el caso del cáncer, es definitivo para iniciar el tratamiento. Para hacer este análisis y con la información clínica pertinente, este médico se sirve de la observación visual directa (patología macroscópica) y, sobe todo, del examen con el microscopio para llegar al diagnóstico.

También utiliza técnicas adicionales que le permiten identificar las moléculas (componentes químicos de las células) y las alteraciones del material genético con las que obtiene información clave para que el médico directamente responsable del paciente pueda planear el tratamiento más apropiado en cada caso (medicina personalizada), valorar la respuesta a ese tratamiento y estimar con mayor precisión el desenlace o pronóstico de la enfermedad.

Dado que la patología se practica en un laboratorio, suele permanecer lejos de los escenarios en los que trabajan los protagonistas de la medicina y la cirugía que gozan de amplio reconocimiento (o resentimiento) público. Y si en la medicina y la cirugía existe una gran cantidad de información sobre los aspectos éticos de su ejercicio, no ocurre lo mismo con la práctica de la anatomía patológica. Ahí la información es más escasa, aunque no inexistente, y no sólo la conocen poco los médicos en general, sino que tampoco la conocen bien un porcentaje significativo de los propios patólogos y, con mayor razón, de los residentes de patología. Esa fue una de las razones por las que, al concluir el Máster en Bioética y Derecho de la Universidad de Barcelona en 2015, decidimos trabajar en un tesina titulada “La bioética en la práctica de la anatomía patológica”.

Es indudable que existen varios aspectos de la ética médica y la bioética que tienen una implicación directa en la práctica de la anatomía patológica, muy particularmente los relativos a la confidencialidad y el consentimiento informado. Ya lo señalábamos en la tesina mencionada:

 

 

En el Manifiesto en defensa de la confidencialidad y el secreto médico, que se presentó en junio de 2003 en la sede del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos en Madrid se señala que “Los datos médicos son tan relevantes que si falla la confidencialidad no sólo está en peligro la intimidad, sino el ejercicio de otros derechos fundamentales, como el derecho al trabajo, a la educación, o la defensa de la salud y de la vida. El derecho a la confidencialidad que tiene todo paciente es la única garantía para la defensa de su intimidad”.

El Bloque V (Aspectos legales y sociolaborales) del Libro Blanco 2009 de la Anatomía Patológica en España contiene una sección titulada “Bioética y Anatomía Patológica”, en donde se trata la aplicación de los principios de la bioética en los servicios de anatomía patológica:

“El respeto a la dignidad de las personas nos exige dar al tejido que recibimos el uso para el que fue obtenido y asegurar la calidad de todas las etapas de su procesamiento y diagnóstico: la identificación correcta de las muestras en todas las etapas del proceso, un almacenamiento y procesamiento adecuados a la finalidad que se pretende, el mantenimiento de la confidencialidad y la emisión de informes correctos, velando porque se hallen a disposición del paciente en el lugar y momento adecuados”.

 

Todo esto viene a cuento porque en este mismo marzo de 2017 dos médicas residentes de anatomía patológica fueron cesadas fulminantemente de su hospital y demandadas por la vía penal porque una de ellas publicó una foto en la red social Twitter en donde puede verse a las dos residentes junto al producto de la amputación de una extremidad inferior que ellas mismas iban a analizar de acuerdo a los protocolos de la especialidad. La usuaria de la cuenta en Twitter, residente de primer año (su compañera era residente de tercer año), acompañó la foto con el siguiente texto: “Mi primera pierna, papá. Perdone usted si estas imágenes le causan molestia”. La misma residente publicó un segunda foto en su cuenta sosteniendo otro órgano y mencionando el nombre de su hospital.

El asunto se difundió en la prensa nacional y en los portales electrónicos de noticias. Por estos medios las autoridades de la institución a la que pertenece el hospital, incluyendo las del nivel federal, declararon: “No vamos a tolerar ninguna falta al derechohabiente. Es inaceptable que esto haya sucedido, ese mismo día actuamos para dar de baja y abrir una investigación, presentamos denuncias penales porque no se puede jugar con un miembro que se amputó a un derechohabiente”.

Estos hechos revelan, por un lado, la falta de una formación apropiada en ética médica y bioética de ambas médicas residentes. Es probable que esta carencia la compartan un porcentaje determinado de los residentes de esta y, tal vez, de otras especialidades médicas. Por tanto, es fundamental incorporar la reflexión bioética a los programas de estudio de los cursos de especialización en patología y, seguramente, de otras disciplinas.

Además de la confidencialidad y del cuidado que se tiene que tener para proteger la intimidad a la que los pacientes tienen derecho, hay otros aspectos de la patología con implicaciones bioéticas o que interesan a la ética médica. Piénsese, por ejemplo, en el impacto medioambiental de la práctica de la anatomía patológica, el consentimiento informado, la regulación de los bancos de muestras y la comunicación de los errores. Es necesario que las agrupaciones gremiales de esta especialidad –la Asociación Mexicana de Patólogos, la Federación de Anatomía Patológica de la República Mexicana y el Consejo Mexicano de Médicos Anatomopatólogos– se interesen y se involucren en el estudio y la difusión de la cultura bioética.

Otro elemento a considerar es el uso inapropiado de las redes sociales por los médicos y estudiantes de medicina. Hasta donde sabemos, en nuestro país no se ha tratado este problema ni se han tomado medidas para resolverlo. En contraste, la Organización Médica Colegial de España ha publicado un valioso documento titulado “Manual de estilo para médicos y estudiantes de medicina. Sobre el buen uso de redes sociales”. En él se analiza desde la legislación internacional sobre el tema hasta el cuidado de actitud e imagen del médico como usuario de redes sociales o la responsabilidad sobre la información médica difundida en redes sociales.

Este desafortunado suceso evidencia que la práctica de la anatomía patológica ha sido alcanzada por la bioética. Es impostergable que tanto quienes la ejercemos, como los que se están formando en la especialidad, nos demos a la tarea de incluirla como parte fundamental de nuestra cultura laboral y de nuestra práctica profesional.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s