UNA VIDA ÉTICA (primera parte).

¿Qué clase de ciencia era esta –se preguntaba–, “que enriquece el pensamiento pero roba a la imaginación”? De eso había escrito Humboldt en ‘Cosmos’. La naturaleza, explicaba este, debía ser descrita con precisión científica pero sin “privarse del aliento vivificador de la imaginación”. El conocimiento no “enfriaba los sentimientos”, porque los sentidos y el intelecto … More UNA VIDA ÉTICA (primera parte).

DE CASONAS MERIDANAS Y ESQUELETOS DE BALLENAS.

Como parte de su esencia, la casa también conservaba las risas y los juegos infantiles, los regaños y los portazos del presente y del pasado. […] Las vigas de la casa crujían sin razón aparente, las puertas rechinaban, los postigos golpeaban rítmicamente contra la pared aun sin viento. […] Era una casa viva la que … More DE CASONAS MERIDANAS Y ESQUELETOS DE BALLENAS.

NARCISO Y LA DISTOPÍA.

Las reglas del juego económico habitual, acordes con el universalismo capitalista que nos invade, consideran los costes de extracción de los recursos naturales, pero no los de reposición, y cifran el progreso en términos de crecimiento de la población y sus consumos. Este enfoque, además de alimentar la mitología del crecimiento, privilegia la extracción frente … More NARCISO Y LA DISTOPÍA.